Destacados

Juan Tagle, presidente de la UC tetracampeona: “Ahora vamos por el penta”

Juan Tagle, presidente de la UC tetracampeona: “Ahora vamos por el penta”

Juan Tagle, presidente de Cruzados, repasa las claves del histórico tetracampeonato de Universidad Católica. En Sausalito, celebró su quinto título de Primera División como timonel estudiantil. El hambre continúa. “Ahora vamos por el penta”, advierte.

Universidad Católica marca época en el fútbol chileno y una de las principales razones es la buena gestión de Cruzados. Juan Tagle (54 años), presidente de la sociedad anónima, lidera el proyecto deportivo más ganador del último tiempo en el fútbol chileno. La conquista del histórico tetracampeonato de torneos largos lo refleja. En entrevista con El Deportivo, el abogado advierte: “Ahora vamos por el penta”.

La UC tuvo que cambiar de técnico a mitad de temporada y además perdió un clásico decisivo a seis fechas del final. Sin embargo, igual logró el título, ¿por qué?

Creo que es efecto de la solidez en las convicciones. De creer en el proyecto, de confiar en el trabajo de todos los estamentos y de tener un plantel con un espíritu muy ganador. Me saco el sombrero por este equipo que nunca ha dejado de tener hambre de logros. Nunca se ha sentido satisfecho, ni cuando fuimos bicampeones ni cuando fuimos tricampeones. Siempre veíamos como un riesgo que el equipo se relajara, pero este grupo humano, este plantel, no se conforma. Y el cuerpo técnico que lo rodea, encabezado por Cristian Paulucci, tiene parte de ese mérito.

Se equivocaron con Poyet…

Con Gustavo partimos bien. Luego, el equipo bajó un poco su nivel, pero así y todo hicimos una buena Copa Libertadores. Hubo buenos partidos y otros más bajos. Cuando Gustavo sale, que es una decisión que, inicialmente, toma él y que conversa con nosotros, el equipo seguía en posiciones de vanguardia, a cinco puntos del primero. Y también estuvimos a cinco puntos de Colo Colo en esta etapa. O sea, bajemos el dramatismo, porque algunos lo presentan como si Gustavo hubiese sido un desastre. Y no. Tuvo partidos malos, pero también tuvo partidos muy buenos. Le dimos cara al campeón de la Copa Libertadores. Debimos haber ganado. Hubo un penal bastante dudoso, un resultado muy injusto y un partido muy apretado allá. Creo que se ha mantenido una línea. Hubo un tropiezo. Cambiar de técnico no estaba en nuestros planes. Nunca ha sido nuestra intención.

Es fácil hablar con el diario del lunes, pero está claro que Paulucci debió asumir antes, ¿por qué se demoraron tanto en sacar a Poyet?

La decisión de Gustavo partió de una iniciativa de él. Veníamos conversando y le habíamos manifestado nuestra preocupación por la baja de rendimiento, que fue bastante evidente con su último partido ante Palestino. Ese mismo día él tomó una decisión. Puede ser… Nunca hemos pretendido que somos perfectos. Nos quedamos con esa sensación ingrata del clásico universitario en Rancagua, porque fue un partido que no merecimos perder, pero después el equipo resurgía. Entonces, cuando la cosa ya no daba para más, resulta que el equipo mostraba de nuevo su categoría. Era una decisión difícil. Nuestra intención era respetar el contrato y que Gustavo terminara el torneo. Al final, fue una decisión muy amistosa. Hasta el día de hoy me mantengo en contacto con él. Está siguiendo el destino del equipo con mucho interés. Me envía mensajes de apoyo y felicitaciones.

¿Sigue Paulucci? Es imposible imaginarse a la UC 2022 sin el técnico tetracampeón…

Vamos a conversar. Preferimos respetar los tiempos y los procesos. Estas no son decisiones personales, son colectivas. Hay una opinión y una evaluación de la gerencia deportiva. Hay una comisión fútbol, un directorio. Este club no tiene un dueño que haga y deshaga. No soy yo ni el Tati el dueño del club. Por supuesto que tenemos opiniones personales, pero tienen que colectivizarse, colegiarse y respetar los órganos que tenemos. Nuestra idea es este mismo domingo o el lunes, probablemente, tener esa reunión y tomar definiciones. No solo respecto al cuerpo técnico, sino también respecto a los jugadores que terminan contrato.

¿Le sorprendió el rendimiento del equipo con Paulucci?

Nos sorprendió que se afiataran muy bien entre ellos. Cristian, Jaime Rubilar y Rodrigo Valenzuela. Demostraron una capacidad de trabajo enorme. Entraron muy bien al grupo. Tienen buenas habilidades blandas. Aprovecharon la experiencia de haber trabajado con buenos técnicos.

¿Qué se siente ser el presidente del tetracampeonato?

Es algo maravilloso. Este partido, junto con la final de la Copa Libertadores 1993, es el más importante de nuestra historia. En esa oportunidad estuvimos ad portas de un logro inédito. No se consiguió, pero ahora sí. No es que le quiera rebajar mérito al tetracampeonato de Colo Colo en torneos cortos, pero me parece que es razonable hacer una distinción. Es, literalmente, el doble de tiempo. Me pone muy orgulloso por toda la gente que está en Cruzados.

¿Cuánta importancia tienen los hinchas en el éxito de la UC?

Los hinchas son nuestro activo principal y para ellos el logro de estos éxitos es su principal alegría. Somos la fuente de la principal alegría de mucha gente. Esto es un círculo virtuoso. En la medida en que les damos más alegrías, el club crece, podemos realizar proyectos, nuestros sponsors están más contentos y nuestros hinchas se fidelizan más. Este círculo virtuoso se construye desde todos los ámbitos: en cómo actúa el directorio, sin conflictos internos, sin peleas a través de la prensa.

¿Perdió la fe tras caer en el clásico ante Colo Colo?

Fue un golpe ese partido, sobre todo, por cómo se dio, con un gol en el último minuto. Eso siempre es una desgracia. Sin embargo, recuerdo haber hablado con los jugadores en el camarín. Teníamos la convicción de que se podía lograr, de que seguía dependiendo de nosotros, porque creíamos que era perfectamente posible que Colo Colo perdiera puntos. Teníamos muy fuerte el recuerdo del 2010. A cada uno de los jugadores le dijimos: “Esto ya nos pasó el 2010 y miren cómo terminamos”. Siempre tuvimos la esperanza, porque el equipo venía jugando muy bien.

El desafío ahora es estirar esta dinastía, ¿qué harán para lograrlo?

Cuando ganamos el tricampeonato, mi primera respuesta fue: “Vamos por el tetra”. Ahora que somos tetra, mi respuesta es: “Vamos por el penta”. No tengo ninguna duda. Católica siempre debe querer salir campeón, siempre tiene que pelear por el título. Esto tiene un lado negativo, que es que todos nuestros hinchas están muy malacostumbrados. Eso se vivió en el primer semestre, donde me parecía exagerada la reacción de algunos hinchas contra Poyet.

Los hinchas esperan dar el salto internacional…

Este año hicimos una mejor Copa Libertadores de lo que habíamos hecho antes. Perfectamente, pudimos haber superado esa llave con Palmeiras. Un rival enorme. Creo que tenemos que ir creciendo cada vez. No vamos a dar un salto de que vamos a tener un plantel millonario de un año al otro. Más encima, estos años con pandemia han sido muy duros. Este año pudimos vender abonos. Nuestra situación económica es difícil. Estamos sólidos y financieramente sanos, pero no va por ahí nuestra intención de ir mejorando año a año a nivel internacional. No será inmediato, aunque puede ocurrir. Siempre trato de ponerles los pies en la tierra a los hinchas. Nosotros no vamos a volvernos locos nunca. Jamás seremos irresponsables y vamos a armar un plantel como el de Flamengo o Palmeiras, que traen jugadores vigentes de Europa.

Gustavo Quinteros, técnico de Colo Colo y exDT de la UC, dijo que el torneo estaba desvirtuado, ¿El título cruzado está desvirtuado?

No, en absoluto. La conclusión cae por su propio peso. Cada uno tendrá su opinión, pero para nosotros este es un torneo que, obviamente, está dentro de una pandemia, así como el del año pasado, lo que les pone una dificultad adicional a todos los clubes. Precisamente, todos fijamos de manera unánime las condiciones para que el torneo se pudiera realizar. Ha terminado siendo un torneo muy atractivo. Casi todos se juegan algo. Entonces, ¿desvirtuado? En absoluto. Cada uno tendrá que hacerse responsable de sus palabras, pero me alegra que ya nadie ponga duda el torneo largo.

Los jóvenes de la casa como Marcelino Núñez, Diego Valencia, Clemente Montes e Ignacio Saavedra, otra vez fueron importantes…

También Carlos Salomón, en algún momento. O Vicente Bernedo. Y en otros clubes también, como Bruno Barticciotto, que probablemente vuelva con nosotros. Lo veo con mucho orgullo y satisfacción. Nuestra cantera sigue produciendo jugadores importantes. Ese es el camino. Tener siempre cuatro o cinco jugadores jóvenes de la casa, jugando. Es parte de nuestro proyecto. Está dentro de nuestra misión como club. Y es difícil, porque cada vez es más complejo formar jugadores y tener a los mejores en la cantera. Hay muchos clubes que lo están haciendo bien. Antes se decía que solo Católica trabajaba bien el fútbol formativo. Ahora no, son varios. Entonces, captar a esos mejores jugadores es cada vez más difícil. Algunos están siendo llamados a la Selección. Marcelino fue titular en las Eliminatorias. Si me lo decía hace un año, habría dicho “¿de qué me está hablando?”.

¿Hay financiamiento para la remodelación de San Carlos? ¿Dónde jugará la UC en 2022?

Suena raro, pero ojalá que no podamos jugar en San Carlos el próximo año, porque eso va a significar que logramos el objetivo por el cual hemos trabajado enormemente. Si no volvemos a jugar ahí es porque pudimos partir con la construcción. Sí puedo decir que hemos ido cumpliendo todo. Y esperamos pronto tener nuevas noticias que dar. Vamos dando pasos relevantes en el tema del sponsor, del financiamiento, de los permisos. El momento económico y político es complejo. Un proyecto como este, en medio de una pandemia, no era un escenario que teníamos previsto. Ojalá que el próximo año tengamos que jugar en otro estadio. Va a ser un sacrificio para todos, pero va a ser una alegría al final.

¿Cómo vivió el momento en que Unión Española le anota a Colo Colo en el Monumental?

Para mí, el nerviosismo es muy fuerte en los partidos. Como le digo a mis amigos, extraño esa época en la que iba al estadio como hincha, disfrutaba los goles y gritaba, si el equipo andaba mal. Nunca fui de insultar a nuestros jugadores. Nunca he compartido esa característica de algunos hinchas que la agarran con los nuestros. Me desahogaba más con los árbitros y los guardalíneas, o con los hinchas rivales. Veo los partidos con mucha ansiedad, mucho nerviosismo. Entonces, no me daba para estar siguiendo el de Colo Colo. Era de la idea de ver nuestro partido y esperar. No estaba pendiente, así que me enteré por el grito de la hinchada. No lo supe antes de ese grito. Me acordé mucho del 30 de abril de 2016. Fue de esos partidos emocionantes, donde se siente esa gran comunión entre la hinchada y el equipo. Pongo a este partido dentro de la categoría que tiene el del 30 de abril de 2016, donde nos alegrábamos por un resultado en la otra cancha, porque nos acercaba al título. Ambos serán recordados por siempre. Mucha gente me lo ha comentado. Fue muy emocionante. De esas jornadas memorables. De esas que vamos a recodar cuando seamos viejos. Fue una fiesta

Se fue Matías Dituro, un emblema del tricampeonato, y el club apostó por Sebastián Pérez…

Cuando decidimos traer a Sebastián, lo fuimos a buscar a Iquique y lo compramos. Confiábamos en él, porque veíamos a un tremendo arquero y porque era obvio que había una posibilidad evidente de que Matías se pegara un salto a una liga superior. Cuando se concreta lo de Matías, sí, hubo una nueva evaluación, para ver si traíamos a alguien de experiencia que pudiera hacerle la pelea a Sebastián. Todos entendíamos que Sebastián iba a ser el titular. Evaluamos si valía la pena traer a alguien más o confiar en los jóvenes de la casa. Y esa fue la decisión que tomamos, confiar en ellos, en Vicente Bernedo y Martín Ballesteros. Esa fue la decisión y me alegro enormemente, porque Sebastián es un jugador que deja todo, que siempre tiene buen ánimo, siempre tiene una sonrisa, que está disfrutando este buen momento. Se las más que ganó. Y ahora está convocado a la selección chilena. Qué más podemos querer.

Universidad Católica goleó y logró primer tetracampeonato de la historia |  Diario El Día255873

/LaTercera

Pinche para agregar su comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados

Más de Destacados

Parot: «Estamos contentos y entrenando de gran manera»

Gabriel Ayala29 enero, 2022

Humberto Suazo: “El objetivo es pelear la parte alta de la tabla”

Gabriel Ayala29 enero, 2022

La indignación de Gustavo Alfaro: No creo que haya mala intención de no querer que Ecuador vaya al Mundial. Espero que de aquí en adelante las cosas sean deportivas

Gabriel Ayala29 enero, 2022

Lionel Altamirano traslada sus goles a Rangers de Talca

Gabriel Ayala29 enero, 2022

Brasil se mantiene invicto en eliminatorias e iguala su propia marca histórica de 31 juegos

Gabriel Ayala29 enero, 2022

Martín Lasarte: «Chile, al menos mereció un empate ante Argentina»

Gerardo Ayala Pizarro28 enero, 2022

Walter Samuel, entrenador de Argentina ante Chile: «El equipo demostró carácter en un ambiente difícil»

Julian Lautaro Luque Besoaín28 enero, 2022

Colo Colo le ganó 3-0 a Lautaro de Buin en entrenamiento de pretemporada

Gabriel Ayala28 enero, 2022

Pablo Aránguiz: «Llegaremos muy bien preparados al inicio del campeonato»

Marcelo Barranti28 enero, 2022

Copyright © 2016 Time Out Chile Group.