Argentina

Con un golazo de Peñailillo, Unión de Santa Fe le ganó 1-0 a Boca Juniors

Con un golazo de Peñailillo, Unión de Santa Fe le ganó 1-0 a Boca Juniors

Boca perdió uno de esos partidos que hacen sonar el teléfono rojo. Que obligan al replanteo, que aumentan las inquietudes, que generan más preocupaciones. Unión le ganó 1-0 en Santa Fe y no sólo metió otra vez al equipo de Russo en la mesa de debate caliente, sino que también expuso todas sus limitaciones, todas sus debilidades, toda esa inestabilidad de arrastre, que cada vez con más frecuencia le pega estos cachetazos (el anterior fue Talleres en la Bombonera). Ah, sólo ganó dos de los últimos seis partidos.

Para colmo, Russo sumó en la lesión de Rojo una preocupación extra. Justamente, con la salida del ex Estudiantes por lesión en el entretiempo, el DT debió reorganizar su equipo para la segunda etapa. Desarmó la línea de tres y, paradójicamente, eso marcó el quiebre del partido.

Porque Unión, que casi no había atacado en el primer tiempo (salvo por ese penal de brazo extendido que cometió Buffarini y que Espinoza debió cobrar), decidió ir al frente y lo lastimó. Al punto que, en esos primeros cinco minutos de búsqueda insistente sobre el arco de Andrada, consiguió la ventaja con el gol de Peñailillo.

En desventaja

A partir de ahí, de ese 0-1, Russo volvió a quemar su nuevo diseño táctico. Además del ingreso de Soldano, metió a Zárate por Cardona (cambio estipulado, ya que el colombiano volvía de una lesión y esta vez ni siquiera él fue el salvador) y así buscó el empate con cuatro delanteros: Villa por un lado, Mauro por el otro, Tevez como conductor y Franco de nueve. De ese modo, estabilizó el partido. Pero ofreció espacios que Unión intentó aprovechar en cada contra. Y quedó partido.

Eso hizo que Miguel otra vez metiera mano, pero para cambiar el doble cinco: salieron Campuzano y Almendra y entraron los pibes Varela y Medina. Del 3-4-3, al 4-4-2 para terminar en un 4-2-3-1, con otro ataque y un mediocampo totalmente diferente. Con esa nueva decisión, el DT buscó sacudir al equipo. Pero habrá que ver si todos esos movimientos no terminaron aportando a la confusión general.

En efecto, Boca siguió lento, sin sorpresa, demasiado previsible. Tevez no pesó (sólo un remate desde afuera), Zárate fue más voluntad que claridad, Soldano jugó más para su ex equipo que para el actual y así, el equipo de Russo volvió a ser Villa y poco más. Entonces, cuando la esperanza colectiva pasa a depender del desequilibrio individual y ese desequilibrio individual lo aporta un solo jugador, es difícil revertir un partido. Sea el rival que sea.

El festejo de Unión tras el 1-0 de Peñailillo (Foto: JUAN JOSE GARCIA)

El festejo de Unión tras el 1-0 de Peñailillo (Foto: JUAN JOSE GARCIA)

Fuerza local

El local fue mucho más que Unión y fuerza. Supo cómo jugar el primer tiempo, cuando se refugió en el 5-4-1 (con diez hombres de 11 en su campo) y le cedió la pelota en Boca, que no supo qué hacer con ella. Y luego supo cómo jugar el segundo tiempo. En esa etapa decidió sorprender de arranque y marcar la diferencia, que luego sostuvo con disciplina y rigurosidad. De ese modo, con lo (poco) que tiene, le ganó a un equipo con figuras, que hace rato navega en la irregularidad y, a veces, como en esta caso, en la intrascendencia.

Para Boca fue un paso atrás. Uno más, que afecta al ciclo, que pega directo en la tabla y que siembra incertidumbre a futuro. Por ahora le alcanza para clasificar entre los cuatro primeros en el torneo local. Pero con la Copa en el horizonte inmediato, deberá mejorar mucho para que el sueño de la Séptima no se desvanezca antes de tiempo.

/Escrito para Olé por Sergio Mafei

Pinche para agregar su comentario

Más de Argentina

Copa Sudamericana: Brasil deportó a 12 integrantes de la delegación de Independiente, que denunció maltrato policial e igual jugó y empató con Bahía

Julian Lautaro Luque Besoaín5 mayo, 2021

Con mucho sufrimiento, Racing derrotó a Sporting Cristal y se afianzó en su grupo de la Copa Libertadores

Julian Lautaro Luque Besoaín30 abril, 2021

River le ganó a Junior y se acomodó en el grupo

Gabriel Ayala29 abril, 2021

Gol de Pablo Galdames no fue suficiente y Vélez cayó 1-3 en Quito

Julian Lautaro Luque Besoaín28 abril, 2021

Racing: clima caliente entre Pizzi y el plantel

Julian Lautaro Luque Besoaín25 abril, 2021

Flamengo de Isla le arrebató el triunfo a Vélez de Galdames

Gabriel Ayala22 abril, 2021

Y un Díaz, el Chelo volvió…

Julian Lautaro Luque Besoaín21 abril, 2021

Paulo Díaz y la goleada de River Plate: “Da más confianza para la Libertadores”

Julian Lautaro Luque Besoaín18 abril, 2021

¿Quién es Peñailillo, el chileno que amargó a Boca?

Gabriel Ayala13 abril, 2021

Copyright © 2016 Time Out Chile Group.

VISITA OTROS SITIOS DE TIMEMEDIA  

Tecnología