Destacados

No hay quien Levante al Real Madrid: ahora cayó ante el Levante

No hay quien Levante al Real Madrid: ahora cayó ante el Levante

El Real Madrid no está para LaLiga

Pues se acabó. O casi. El Madrid tendrá que dedicarse a amarrar la posición de Champions, porque no llega para competir por LaLiga. Un enero pésimo, con tres derrotas, dos victorias y un empate, priva a los blancos de (casi) tres títulos, porque no parece probable que pueda remontar la desventaja al Atlético. Esta vez sufrió la expulsión de Militao a los ocho minutos que acabó siendo una condena. Error de concentración inicial que condicionó el partido completo. El Levante, mucho mejor equipo de lo que muestra la clasificación, se impuso con juego y paciencia, madurando y cansando a su rival. Premio a un conjunto con atacantes de alta calidad y un entrenador excelente, capaz de modificar los partidos.

No es la temporada del Real Madrid, eso es evidente. Después del buen tono ofrecido en Vitoria, la expulsión a los ocho minutos reventó el partido planeado. Otro asunto es si el plan era atinado, porque las llegadas del Levante antes de la roja, en velocidad buscando el espacio, eran ya un tormento en igualdad numérica. Es lo que hay, y si en la primera acción Odriozola y Courtois no se entendieron y Morales casi saca petróleo, en la segunda fue Sergio León quien aprovechó el despiste de Varane. Se fue en velocidad, se cruzó ante Militao y le sacó la roja, pese a la amarilla inicial de Medié Jiménez. El VAR dio aviso. Correcto.

Al Levante se le ponía de cara el partido, pero no le duró mucho. En un centro al área Mendy porfió con Melero, sacó el brazo, combinó Benzema con Kroos y el alemán tiró un pase majestuoso, con el exterior, que dejó a Asensio solo desde su campo. Marco cabalgó y remató cruzado a la red. Los granotas pidieron la falta previa, o sea penalti, pero esta vez el VAR consideró que no era suficiente para cambiar la decisión por una acción que se ha visto mil veces en el centro del campo, y que en altísimo porcentaje se pitó falta. Y hasta amarilla.

El 1-0 permitió al Madrid reorganizarse con Casemiro como central y los extremos de interiores. Una situación de emergencia que dependía absolutamente de la implicación defensiva del bloque. Claro, cada vez que alguien desatendía sus funciones los atacantes granotas tenían sus opciones. Roger cabeceó una, ganando la acción a Odriozola. Repitió el ariete, tras un resbalón de Mendy, obligando a trabajar a Courtois por duplicado. Ya no avisó más.

Conste que poco antes del empate pudo anotar Asensio, sacando los colores a la zaga levantinista tras un pasé de 40 metros de Casemiro. Cuatro minutos después, un centro desde la derecha de Miramón al segundo palo encontró solo a Morales, que facturó un golazo. De volea, a bote pronto, con el interior, colocando el remate cruzado junto al poste. Una maravilla favorecida por no tener un defensor en tres metros a la redonda. Hacía minutos ya que los interiores no replegaban y el Levante atacaba en superioridad numérica.

Courtois evitó ya antes del descanso el segundo de Roger, en un remate cercano y cruzado. El belga fue providencial para mantener las tablas en la segunda mitad. Los blancos habían saltado mejor tras la pausa, con Modric muy participativo, aunque acusaban la poca actividad de Hazard. Más allá de un buen pase a Benzema en una contra, dejó poco más el belga, que dio otro pasito para atrás y dejó su sitio a Vinícius. Pretendía ser el revulsivo, pero la primera que hizo fue derribar a Clerc sobre la línea lateral del área. Medié pito fuera y el VAR corrigió: dentro. Roger ejecutó el penalti, a su derecha, y Courtois metió una mano de acero.

Paco López también hizo cambios temprano: Rochina y Bardhi por Malsa, amonestado, y Sergio León. El técnico granota es de los técnicos que usan todos los cambios, para refrescar y dinamizar a su equipo. El partido viró al lado contrario porque el Levante se decidió a mover rápido la bola, cansando a los blancos. Ya no llegaban a la presión. El error defensivo era cuestión de tiempo. Llegó en un córner bien ejecutado por los granotas, un dos contra Asensio, a quien nadie ayudó, que sirvió Bardhi en un pase atrás y coronó Roger, desquitándose del penalti fallado.

El 1-2 tenía pinta de definitivo. Los relevos granotas buscaban proteger el balón, mientras en el Madrid entraban delanteros por delanteros. Más allá de un pase largo para Arribas no hubo opción de empate. Hace tiempo que LaLiga parecía lejanísima para el Madrid. En este enero nefasto se despide del título que tanto le costó ganar tras el parón por la pandemia. El Levante se llevó la recompensa a su valentía, la que siempre muestra su técnico. Y aunque la expulsión tan temprana sirva como coartada, la realidad es que al Madrid no da para más. Es su triste condena.

/Marca

Pinche para agregar su comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados

Más de Destacados

Diego López y el empate de la U ante General Velásquez: “El equipo aflojó y eso no nos puede pasar”

Marcelo Barranti29 junio, 2022

Nacional también ganó 2-0 en el otro partido de octavos de final ida de Copa Sudamericana

Victoria Robles29 junio, 2022

Con un semifinalista asegurado de la Primera B: este es el cuadro de los octavos de final de la Copa Chile 2022

Indiasan29 junio, 2022

El mortero Aravena aguarda por un central

Nissin Alvo Rodríguez28 junio, 2022

Inter Miami buscará a Arturo Vidal para que se convierta en su nueva estrella

Alessandro González28 junio, 2022

Gustavo Quinteros se agranda en la previa al duelo ante Inter: “Teniendo a todos al 100%, podemos ganarle a cualquiera”

Gabriel Ayala28 junio, 2022

Inter de Porto Alegre llegó a Chile y recupera a dos titulares para el choque con Colo Colo

Gabriel Ayala27 junio, 2022

Qué tiene que pasar para que Luis Suárez llegue a River: las dos condiciones

Sol Garcia Lineros27 junio, 2022

Eintracht Frankfurt y el Olympique Lyon: dos destinos para Brereton

Freddy Bustos27 junio, 2022

Copyright © 2016 Time Out Chile Group.