Destacados

Vinicius y Benzema son la pareja de LaLiga

Vinicius y Benzema son la pareja de LaLiga

ajax loader

Los delanteros blancos mantienen sus altísimas prestaciones para llegar al Clásico con 10 puntos de colchón, aunque se marcharon lesionados a Rodrygo, Mendy y… ¡Karim!

El Madrid encargó otra porción de Liga en Palma y llegará al Clásico con aires de campeón. Vinicius y Benzema firmaron el triunfo en los goles y en el juego, acaparando casi todo el protagonismo del fútbol blanco. Fueron imposibles de detener por un Mallorca peleón y aplicado, que tuvo sus opciones en el primer tiempo. Sin embargo, salió carísima la misión blanca. Perdió primero a Rodrygo tras una acción exagerada de Raíllo, que no fue la peor de la noche. El central se quejó de la falta del lesionado. Los pájaros y las escopetas. También cayó Mendy, aparentemente por un problema muscular. Y, sobre todo, vio caer a su estrella, Karim Benzema. Las pruebas médicas determinarán el alcance de la emergencia en el club blanco.

Les ha dado a los árbitros en las últimas fechas por observar con atención los mil detalles menores del fútbol y desatender lo principal. Sánchez Martínez abrió la carpeta de amonestaciones tras despejar Valverde una pelota chocar contra él Take Kubo. Tan escrupuloso en esa acción, dejó pasar otras mucho más amonestables. Alguna de Casemiro, conste. Pero el colegiado murciano vio de cerca una entrada de Maffeo que tocó primero balón para llevar después la plancha a la rodilla de Vinicius y no señaló nada. Bueno, no es cierto, porque Ángel vino a pinchar a Vini, éste se rebrincó y repartió tarjetas para los dos. Puede que él no lo viera. Medié, en el VAR, vio la repetición y, claro, no le pareció suficiente para roja. Sí, es cierto que Vinicius Junior a veces exagera en sus caídas. Y se calienta. Lo saben los rivales, que le buscan y le pican. También a veces le cazan. Como Maffeo ayer. Como le ocurrió a Fekir. A Aspas. A Lodi. Al bermellón Ruiz de Galarreta. A Óscar Valentín, ante Casemiro. Las lesiones de varios de ellos demuestran que los árbitros están haciendo un mal trabajo.

El lance definió el arbitraje de Sánchez Martínez y su ayudante en el VAR, pero no el partido. Porque el Madrid se encontró con el partido que esperaba, ante un Mallorca replegado y ordenado, listo para desplegarse en velocidad con Muriqi como referencia e incordio permanente. Pudo cambiar el guion al completo a los cuatro minutos de no mediar Sergio Rico, que desvió un mano a mano escorado de Benzema tras un buen ataque madridista. Después de esa acción, al líder le costó encontrar resquicios en la zaga bermellona. Con Rodrygo en la derecha, Lucas en el lateral y Valverde en el medio, todos decisivos ante el PSG, no hubo mucha claridad en ataque.

El Mallorca recogió en las últimas semanas pocos puntos para tanto fútbol. Volvió a demostrarlo ante el Madrid, haciendo daño en ataques rápidos, directos. Como la que encontró Muriqi tras un gran centro de Brian Oliván. O como la que estrelló en el palo Dani Rodríguez tras una gran acción defensiva de Nacho ante Ángel que Mendy, en una maniobra de mal defensa, regaló al atacante isleño. En la segunda parte se marcó de nuevo una ruleta en su línea de medios. La línea entre la valentía y la inconsciencia es finísima.

Todo cambió poco después del descanso. Valverde y Baba pugnaban en la salida del juego bermellón probando la agudeza de Sánchez Martínez. La primera cayó del lado local, para desesperación de Ancelotti. En la segunda se enredó Baba ante el acoso de Fede, recogió Benzema y regaló a Vinicius, que marcó por bajo. Un tanto estupendo, decisivo para el campeonato, afeado por un baile absurdo e innecesario, de esos que excitan a los bobos de los gritos racistas. Alguien de peso en el vestuario debe decirle a Vini que anda sobrado de talento, sí, igual que de esa clase de tonterías.

El gol decidió el duelo. El Mallorca se perdió en batallas sin sentido y se descubrió atrás. Salió Raíllo de la cueva y se llevó por delante el tobillo de Rodrygo, que salió sin poder pisar. Entró Asensio, aplaudido, y no hubo más tregua. Salió el Madrid por Vinicius, que se giró en la medular y abrió para Benzema, en posición correcta. Se fue con clase, aguantó a su socio y le sirvió el tanto. Lo evitó Oliván, que cometió penalti. Transformó Karim. Poco después, tras lesionarse Mendy, coronó un centro de Marcelo con un cabezazo a la escuadra. Lo celebró y empezó a cojear, se echó al suelo y tembló el madridismo. A las puertas del Clásico y con los cuartos de la Champions al caer, perder a Karim es quedarse sin su mejor hombre. Un precio altísimo por asegurar más de media Liga.

/Marca

Pinche para agregar su comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacados

Más de Destacados

montecinos gol tijuana

Joaquín Montecinos no vive un buen presente en México

Lucas San Martín4 febrero, 2023
curico audax italiano castro diaz

Zavala dio vuelta el partido en La Granja: Curicó 2- A.Italiano 1

Guido Mateluna3 febrero, 2023
fernando diazcoquimbo

Fernando Diaz: «Le ganamos a un serio candidato a salir campeón»

Indiasan3 febrero, 2023
coquimbo gol

La fecha comenzó con una sorpresota: Coquimbo Unido 2 U.Católica 1

Nissin Alvo Rodríguez3 febrero, 2023
aaa

Curicó Unido necesita reencontrarse con su mejor versión ante Audax Italiano en el Campeonato Nacional

Guido Mateluna3 febrero, 2023
hola

Holan: «Vamos muy bien, pero esto recién empieza»

Nissin Alvo Rodríguez3 febrero, 2023
nublense

“Me encanta que me puteen”: la particular revelación de Patricio Rubio en la previa del duelo ante Colo Colo

Gabriel Ayala3 febrero, 2023
messi

Los elogios que se llevó Leo Messi de toda la prensa francesa

Dominique Hidalgo3 febrero, 2023
fc ba

Opinión: No se le puede pedir más a los de Pellegrini

Gabriel Ayala3 febrero, 2023

Copyright © 2016 Time Out Chile Group.