Destacados

Clasificarse es tan Hermoso…

Clasificarse es tan Hermoso…

El Atlético sabe sufrir, su central abre la lata y Carrasco sentencia al final

El Atlético sólo ha ganado dos partidos en la fase de grupos, los dos que le enfrentaron al Salzburgo. Uno y otro fueron sendos dolores de muelas, notable equipo el austriaco, pero valieron seis de los nueve puntos rojiblancos. Hubo otros a los que pudo hincar el diente y no lo hizo, aunque eso ya forme parte del pasado. El presente debe ser de fatiga, visto lo visto sobre el césped, el futuro de presencia un ejercicio más entre los 16 mejores del continente. Y para eso hay que tener contenido. Aguantar cuando toca, estirarse cuando es menester. Sufrir primero, disfrutar después. La Champions es puñetera como ella sola, a quién se lo vamos a contar: el Atlético también se habría clasificado sacando en el último partido el empate que no sacó. Con un solo triunfo, mire usted. Ganar está sobrevalorado.

Como le faltaba un mediocentro, Camara por sanción, Marsch metió otro delantero. Berisha, Koita y Daka, del tirón. ¿Por qué elegir si pueden jugar todos? Así las gasta el Salzburgo, intrépido donde los haya. La puesta en escena, efectivamente, resultó absolutamente intimidatoria. El primero de esos tres rompió a Savic antes de los dos minutos para estrellar después en el palo un remate sutil. Fue, por cierto, lo único que mereció tal adjetivo durante un buen tramo: la determinación con la que se empleaba el conjunto local atropellaba absolutamente al Atlético y tampoco un colegiado inglés permisivo con el contacto era la mejor de las noticias. Koita pifió un disparo habilitado por Mwepu, Szoboszlai topó con Oblak… el partido era un campo de minas y la tropa española no encontraba zapadores.

Pero siempre que llueve, escampa. Aunque sea a ratos. El Salzburgo incurrió en alguna precipitación por fin, el árbitro pitó alguna por fin, el Atlético se fue acomodando a la pelota y a la pierna fuerte por fin… incluso Llorente probó suerte con la izquierda tras una combinación colectiva por la derecha. Que el ritmo anterior fuera imposible de sostener para la tropa de la casa no evitaba que fuera recuperable por momentos, así que aún se producían aluviones buscando en largo a las flechas de arriba. Afortunadamente, por cada punta local había un central visitante. La famosa zaga de tres tendía demasiado a ser de cinco esta vez, situación en la que se notaba especialmente incómodo a Carrasco, pero no había otra cuando apretaba el de enfrente.

Un robo de Koke dentro del área rival mal resuelto por Llorente ya supuso una seria amenaza para el estado del partido, pero fue una falta lateral botada precisamente por Carrasco la que trajo el que se antojaba enorme botín en forma de gol rojiblanco. Hermoso la buscó con la cabeza pero la encontró con el hombro. Tanto da: sirvió para embocar y para sacudirse unos cuantos fantasmas. El origen de la infracción, por cierto, había sido un palo a Joao que era amarilla o amarilla pero que el tal Taylor dejó sin más castigo que el posterior en forma de diana, con el que seguramente no contaría ni él. La primera cartulina del litigio terminaría siendo para Simeone… por pedir cartulina. A veces lo del silbato se convierte en una parodia.

El segundo acto comenzó como el primero. Pésima noticia, por supuesto. Afortunadamente ni Kristensen ni Szoboszlai acertaron entre los tres palos. Especialmente el húngaro, que había dibujado una pared maravillosa con Berisha para plantarse en el mano a mano con Oblak. Fue a marrar el que mejor golpeo tiene, quizás minimizado por la envergadura del esloveno. El caso es que el Salzburgo volvía a ganar los mismos metros que perdía el Atlético. Lógico. Era una versión de los viejos tiempos la rojiblanca, fiada a la consistencia mucho más que a la imaginación. Ya no se hallaba una oportunidad visitante digna de tal nombre. Y por ahí había un futbolista al que el partido dejaba en evidencia.

Su estado físico invitaba a sospechar que el partido atropellaría a Luis Suárez, pero el míster rojiblanco había respetado los galones en su diseño del once. Efectivamente el uruguayo no creó peligro, pero es que tampoco sirvió para sostener la pelota cuando el equipo necesitaba un tiempo para ajustarse. Así que casi sorprendió más lo de Herrera por Saúl que lo de Correa por él en el doble movimiento del Cholo. Por mucho que se enojara, por mucho repertorio gestual que mostrara desde la grada por fin, la única duda respecto a su cambio pasa por si no debió hacerse antes.

Correcto: el argentino logró lo que su compañero no había logrado. Aguantar la pelota cuando tocaba, tirar un desmarque cuando más se volcaba el Salzburgo, recibir de un inconmensurable Trippier… y asistir con calidad para la volea definitiva de Carrasco, que apareció lo justo pero que se marchó con asistencia y gol. Para entonces ya llovía menos, para entonces Stankovic se había lucido a disparo de Joao, para entonces los movimientos del banquillo local no habían tenido consecuencias… para entonces parecía claro por fin que, después de tanto ruido, las nueces se las llevaba El Cholo. Y el club respira, que ésa es otra. El partido de los despachos también se ha ganado. Clasificarse es tan Hermoso…

/Marca

Pinche para agregar su comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacados

Más de Destacados

Azul Azul lo aprobó de manera unánime: Mauricio Pellegrino es el nuevo entrenador de la U

Marcelo Barranti28 noviembre, 2022

En Perú dan por hecho que Gabriel Costa será jugador de Alianza Lima

Gabriel Ayala28 noviembre, 2022

Florece el desierto de Atacama: Deportes Copiapó sube a la Primera División

Indiasan28 noviembre, 2022

Barcelona interesado en Darío Osorio, la joya de Universidad de Chile

Marcelo Barranti26 noviembre, 2022

Humberto Suazo no se rinde y seguirá jugando por San Luis de Quillota

Indiasan26 noviembre, 2022

Se definen las llaves de semifinales en el grupo A del Femenino Caja Los Andes

Victoria Robles26 noviembre, 2022

Daniel Morón es categórico por el caso Carlos Palacios en Colo Colo: «No estamos negociando con él»

Gabriel Ayala26 noviembre, 2022

Hay DT para el Capo de Provincia: Pablo de Muner arribó a Rancagua

Maximiliano Figueroa25 noviembre, 2022

Sonya Keefe es la nueva goleadora del Campeonato Femenino Caja Los Andes 2022

Victoria Robles25 noviembre, 2022

Copyright © 2016 Time Out Chile Group.