Brasil

Brasil, México o Croacia…¿Qué nos conviene?

Brasil, México o Croacia…¿Qué nos conviene?

Cuidado, que la elección no es fácil. Porque, obviamente, lo ideal es ganar el Grupo B y evitar a los dueños de casa. Pero, el fútbol que practican los mexicanos es el que menos se acomoda al juego de Chile y Croacia…¡tiene un goleador de aquellos

por Gerardo Ayala Pizarro

MejoresJugadores_GrupoASANTIAGO.- Sea cual sea el resultado con Holanda, es sabido que  Chile ya tiene asegurados sus pasajes a la segunda ronda del Mundial.

Por lo mismo, el partido con los tulipanes aparentemente es “yapa”, pero cuidado que este encuentro puede marcar las posibilidades a futuro de la selección chilena, porque su resultado determinará quien será el rival de “la roja” en octavos de final.

Si Chile termina primero, jugará el domingo 29 en el estadio “Castelao” de Fortaleza; si sale segundo, lo hará un día antes, el sábado 28, en el “Mineirao” de Belo Horizonte.

Si es por kilometraje, esta última opción significa jugar en un estadio que está a la vuelta de la esquina de la concentración chilena. En cambio, movilizarse hasta Fortaleza obliga a un desplazamiento de más de mil kilómetros, en un vuelo que por lo general se somete a las turbulencias de un clima extremadamente cambiante.

En consecuencia, si fuera por este antecedente, lo ideal sería permanecer en Belo Horizonte.

Sin embargo, futbolísticamente es la peor opción, porque significaría entrar a la cancha ante Brasil, ya que los dueños de casa – por mucho que se diga que van a manejar el resultado- le van a ganar sí o sí a esta aproblemada selección de Camerún, que fue a puro pasar rabia al Mundial

HAY QUE EVITAR A BRASILneymar

“Somos una selección suicida” dijo hace algunos días Arturo Vidal y no han faltado (periodistas incluidos) quienes se han tomado al pie de la letra sus palabras.

Son aquellos que sostienen que “lo mejor es jugar ahora con Brasil”.

Respeto todas las opiniones, pero con esta en particular, disiento absolutamente.

Es cierto que Brasil hasta ahora ha mostrado muy poco y que al no poder superar a México en su segundo partido, dejó muchas dudas entre los aficionados locales. Dudas que ya venían desde el primer partido, porque si bien se impuso por 3-1 sobre Croacia, en aquel partido fue determinante la ayuda del juez japonés Yuichi Nishimura ( el peor árbitro dentro de todos los malos arbitrajes que hemos visto), quien le solucionó a Brasil los problemas que tenía, inventando  un penal que convirtió Neymar y abrió las puertas al triunfo.

También es verdad que el equipo de Luiz Felipe Scolari no ha brillado ni colectiva ni individualmente. Hasta ahora Filipao no ha podio encontrar el funcionamiento equilibrado de un equipo que tiene mucho la pelota, pero que no se crea oportunidades en la misma proporción. Y lo peor es que cuando los brasileños pierden el balón, su defensa queda muy expuesta y los rivales por lo general llegan hasta las mismas barbas de Julio César.

Por lo mismo, hasta ahora Brasil ha dependido  en demasía en lo que haga su gran figura, Neymar, quien pese a llevar dos goles (ambos en el estreno ante Croacia) ha ratificado su inmadurez, que lo hace alternar buenas con malas y caer en lagunas de las que le cuesta mucho salir a flote.

Es paradojal, porque todo lo anterior apuntaría a que Chile efectivamente puede hacerle daño a Brasil, en un eventual partido de octavos de final.

Pero, aunque parezca una frase hecha, Brasil es Brasil. Y para más remate, es el local.

El equipo de Scolari tiene la capacidad suficiente para aparecer en cualquier momento en este Mundial y cuando lo haga, seguramente arrasará con quien se le ponga por delante.

Porque, además de Neymar y Julio Cesar, le sobran jugadores de jerarquía y desequilibrantes:  Marcelo, Dani Alves, Paulinho, Oscar, Luis Gustavo, Fred, Thiago Silva y David Luiz.

Expresamente, he dejado para el último a estos tres, porque son – a mi juicio- los que más dañó le pueden hacer a la defensa chilena por su tremenda capacidad en el juego aéreo.

Porque está claro que Filipao – al contrario de Vicente del Bosque– si trabaja muy bien las pelotas detenidas y no tira centritos como lo hicieron los españoles en el Maracaná, todos llovidos y al área chica: un manjar para Claudio Bravo.

Brasil escalona muy bien a sus jugadores en ese tipo de jugadas: al menos tres hacen una cortina perfecta y a espaldas de ellos aparece un cuarto para cabecear libremente. Recuerden el gol que le hizo César Sampaio al propio Bravo en Sudáfrica y la tremenda atajada del mexicano Ochoa ante un frentazo a quemarropa de Thiago Silva. La pelota, por lo general, cae más cerca del punto penal que del área chica y se aleja por ende del arquero. Ideal para un grandote que entra de frente. Es casi un penal con la cabeza.

Brasil va por  el “hexa” y la revancha del Maracanazo de 1950. Y no van a dejar que Chile sea quien se lo impida. No lo va a permitir el propio “scratch” y menos la señora “FIFA”, que sabe que sin el conjunto local, se acaba el Mundial y aparecerían las protestas por todo el país, con consecuencias insospechadas.

MEXICO, EL MÁS PARECIDO A CHILE ochoa mexico

No es un misterio para nadie que México crece en los campeonatos mundiales, superando habitualmente las dos primeras rondas y vendiendo cara su derrota, cuando es eliminado en cuartos de final.

Lo ha ratificado en esta oportunidad en que llegó más disminuido que nunca (clasificando en el repechaje de la Concacaf) y con una selección por la que muy pocos apostaban a priori.

Sin embargo, partieron por ganarle claramente a Camerún, en un 1-0 mentiroso que bien podría haber sido más amplio, de no ser por los dos goles que le fueron anulados antes de la apertura de la cuenta.

Y posteriormente, ante Brasil es cierto que el Memo Ochoa tuvo una actuación destacadísima, pero México también mostró lo suyo en ataque, poniendo a prueba en varias oportunidades a Julio Cesar.

Un eventual partido con Chile sería de pronóstico reservado, pero sí se puede anticipar que veríamos una lucha intensisima, en la que debiera imponerse aquel equipo que tenga más resto físico.

Porque son dos cuadros que se parecen mucho, tanto en lo individual como en lo colectivo. Tienen en su arco a dos de los mejores porteros del mundial, defensores rápidos y de mucha marca y anticipación, un Rafa Márquez que al igual que Marcelo Diaz pone la sapiencia en medio campo y arriba un “Chicharito” Hernández, que tal como nuestro Alexis Sánchez desparrama a los rivales para permitir que lleguen al gol un mediapunta que es Giovani Dos Santos y un goleador como Oribe Peralta (cualquier semejanza con Jorge Valdivia y Edú Vargas no es pura coincidencia)

Y en lo colectivo, Miguel “El Piojo” Herrera plantea los partidos de manera similar a la de Sampaoli. México presiona arriba y trata de plantear los partidos cerca de arco adversario. Aparte que no pareciera temerle a nadie. De hecho, le jugaron de igual a igual a Brasil, lo que no es menor.

CROACIA: muy peligrosos arribaluka-modric

De medio campo hacia atrás el equipo croata tiene un arquero sólido y un bloque defensivo  muy ordenado y que no se complica en demasía. Meten pierna fuerte y si es necesario mandar la pelota a las tribunas, lo hacen sin ponerse colorados.

Sin embargo, cuando el balón llega a medio campo, la situación cambia absolutamente, porque a partir de lo que juega el sevillano Iván Rakitic se establece una asociación que tiene otros dos vértices que completan un triángulo temible, a la altura de lo mejor del campeonato.

Nos referimos a Luka Modric (Real Madrid) y Mario Mandzukic (Bayern Munich).

El delantero del Bayern Munich arrastraba una suspensión desde las eliminatorias y, por eso, recién pudo debutar en la segunda fecha. Y no defraudó: fue el émbolo de un ataque que le marcó cuatro veces a Camerún, con dos goles de su autoría.

Con “Mandzu” en cancha, el equipo de Niko Kovac adquiere otra dimensión. Se dice que Guardiola no lo quiere para la siguiente temporada en Munich y ya le busca reemplazante. Un antecedente que al parecer no hizo más que motivar a uno de los mejores artilleros de los últimos años en el Viejo Continente.

Para una defensa de baja estatura, como la chilena, puede resultar incontrolable.

Resumiendo, si hubiera la posibilidad de elegir – como la va a tener Brasil, que inexplicablemente juega después de Chile– y estuviera en mis manos la decisión, por ningún motivo el dueño de casa. Una cosa es ser suicida y otra diferente, ser boludo.

Tampoco Croacia, que nos puede hacer mucho daño si llegan a juntarse sus figuras claves.

Por descarte queda México. Bueno, que sea México, de seguro sería un duelo entretenido. Hay más posibilidades de ganar que ante los otros dos rivales. pero, también se puede perder. Partido de pronóstico reservado, pero con más fichas a favor de Chile.

Click to add a comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More in Brasil

images (1)

Argentina y Brasil no se sacaron ventajas

Jorge Rojas Cervela13 noviembre, 2015
116628

Argentina – Brasil: Un clásico descolorido

Jorge Rojas Cervela12 noviembre, 2015
brasil-vence-costa-rica

Dunga: “Tenemos que mejorar mucho para el debut ante Chile”

Rocío Ayala6 septiembre, 2015
Chile grande

En sus marcas, listos… ¡La Roja ya tiene fixture!

Vicente Salas25 julio, 2015
pau ramirez mundo deportivo

Neymar está envalentonado

Gerardo Ayala Pizarro15 junio, 2015
neymar gol brasil peru

De las estrellas que llegaron a Chile, una sola ha brillado en todo su esplendor: Neymar

Gerardo Ayala Pizarro15 junio, 2015
gary neymar

Medel y Neymar la siguieron fuera de la cancha

Gerardo Ayala Pizarro30 marzo, 2015
Alexis brasil

Al final, Sampaoli se decidió por un equipo con más marca y un solo punta: Alexis

Gerardo Ayala Pizarro29 marzo, 2015
david pizarro

“Pajarito” Valdés y David Pizarro asoman como titulares en Chile ante Brasil

Gerardo Ayala Pizarro29 marzo, 2015
VISITA OTROS SITIOS DE TIMEMEDIA  

Tecnología