Destacados

Rodrygo y Lunin frustran al Cádiz de Tomás Alarcón, que está muy cerca del descenso

Rodrygo y Lunin frustran al Cádiz de Tomás Alarcón, que está muy cerca del descenso

Un gol fabricado por el brasileño y un recital del meta ucraniano, que paró un penalti, dan un empate al Madrid que deja al Cádiz en posición de descenso

El Cádiz sacó un punto ante el campeón insuficiente. Cayó a descenso después de llegar mucho, con claridad, ante la portería de Andrei Lunin, que salió del Mirandilla como un gigante. Paró un penalti y amargó la tarde a Negredo, que tuvo la salvación matemática en sus botas. No depende de sí mismo en la última jornada de LaLiga. El Madrid gestionó el duelo con profesionalidad, rodándose rumbo a París, y quien sumó más puntos fue Rodrygo, que firmó una obra de arte.

A veces la gravedad de la situación deposita plomo en las botas. Al Cádiz, empujado por su afición desde la llegada al estadio, se le anclaron los pies al verde a los cinco minutos, cuando Rodrygo Goes derramó todo su talento sobre la banda izquierda. Recibió sobre la banda, eludió a Alcaraz, cambió de ritmo para dejar atrás a Álex Fernández, quebró hacia fuera, ya en el área, ante Luis Hernández y metió el cuerpo ante la llegada de Akapo para ceder el tanto a Mariano, que hizo los honores. Allí donde Robinho mostró todo lo que no sería, Rodygo confirmó todo lo que puede ser. Tiene un techo infinito. Normal que Ancelotti tenga tan claro que jugará en la final de París. Se lo ha merecido. Con creces.

El tanto madridista desinfló a un Cádiz decidido a lanzarse al abordaje desde el inicio. Con Idrissi desbordando por la izquierda, emparejado con un Vallejo fuera de sitio, y dos posibles rematadores como Lucas Pérez y Negredo, el equipo de Sergio tardó en reponerse del golpetazo. De hecho, estuvo cerca de agrandar su drama porque, con tanto jugador de perfil ofensivo, los locales se expusieron a una contra que interpretó Valverde, incontenible a campo abierto. El ataque, en superioridad, desmbocó en Asensio, que se acomodó para la zurda, pero Ledesma le atajó el remate cruzado.

El Madrid empezó asufrir por su costado derecho. Además de la incomodidad de Vallejo en el lateral, Militao tuvo la tarde tonta de la temporada. Si en una achicó en la medular para conceder la colada de Idrissi que obligó al paradón de Lunin, en el empate despejó donde no debe, sobre la frontal, donde estaba Rubén Sobrino. El atacante controló, amagó un par de veces y remató cruzado. El balón entró por la escuadra, tras tocar en la espalda del central brasileño, que se resbaló poco después para dejar solo a Lucas Pérez. El gallego falló al dar el pase definitivo a Negredo.

Al descanso respiraba la grada amarilla. El empate devolvía la vida, aunque la momentánea victoria del Mallorca les colocaba en descenso. Así que la victoria era obligada para un Cádiz más resuelto en el segundo acto. Nacho tuvo que intervenir en un par de llegadas venenosas, después de ver la amarilla por un pisotón. Justa. Como la que mereció Espino y no vio porque Mateu estaba en fase contemplativa. El colegiado castigó poco después con penalti una salida de Lunin, tras otro despeje fallido de Militao. Negredo tuvo la salvación en la bota. Tiró abajo, duro, pero Lunin sacó con otra mano espléndida, abriendo el repertorio. En diez minutos sacó otras dos a Negredo, un mano a mano y un cabezazo cercano. Recital del portero en un fin de semana estupendo para añadir una sonrisa extra a Ucrania.

En realidad, lo que parecía una jornada terrible se iba arreglando por momentos. El empate del Mallorca y la remontada del Levante recorrieron el graderío del estadio cadista como la pólvora. Ancelotti administró los minutos y metió a Carvajal, Ceballos y Hazard. El belga, que regresaba de lesión, está fuera de punto. Lo demostró poco después con una plancha muy dura que impactó en el tobillo de Akapo. Amarilla benévola. Parón para hidratarse, con la angustia en la garganta de la hinchada amarilla.

Debutó Latasa en el Madrid, goleador recién salido de La Fábrica, mientras Hazard y Ceballos bullían en ataque. Llegaban los blancos a la contra, cerca del 90′, cuando un manto negro cubrió el estadio. Era el gol del Mallorca, que ponía al Cádiz en descenso. Cinco minutos para revivir. No hubo ocasión, aunque sí polémica tras una caída de Fali ante Carvajal, ya fuera de tiempo. El Cádiz ya no depende de sí mismo para salvarse.

/Marca

Pinche para agregar su comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacados

Más de Destacados

El resultado menos malo para la U: empataron La Calera y Antofagasta

Victoria Robles13 agosto, 2022

Temuco logra su primer triunfo de visitante 2-1 ante el Morning

Nissin Alvo Rodríguez13 agosto, 2022

Triunfal regreso de Audax Italiano a La Florida: le ganó 1-0 a Everton

Guido Mateluna13 agosto, 2022

El «Gato» Lucero entre los 10 grandes goleadores del mundo

Gerardo Ayala Pizarro13 agosto, 2022

Ganó Coquimbo y complica a todos los que lo anteceden en la Tabla, incluida U de Chile

Marcelo Barranti12 agosto, 2022

¿ Magallanes a la baja y Wanderers al alza?…nueva derrota del puntero y nueva victoria porteña

Indiasan12 agosto, 2022

¿Qué le dijo? El minuto de furia de Mauricio Isla con Diego Carrasco

Nissin Alvo Rodríguez12 agosto, 2022

«Le tiras un melón y resuelve como Ter Stegen»: Herrera llena de elogios a joven portero de La U

Marcelo Barranti12 agosto, 2022

“No podemos aceptarlo”: DT de Atlético Mineiro le cae con todo a Eduardo Vargas

René Aguirre12 agosto, 2022

Copyright © 2016 Time Out Chile Group.